1998: El año en el que todos fuimos indies

Muchos de vosotros sabéis que soy un súper friki musical, que si hay una cosa en la que gaste más dinero que en cubatas, es en discos. Muchos me habéis encontrado en mil conciertos y festivales, algunos también conocéis mi pasado como pinchadiscos (nunca Dj, que eso requiere un nivel de técnica que de momento no está a mi alcance) que hace que de vez en cuando aparezca como invitado a los platos de alguna sala, festivalillo y verbenas varias. Por esa razón, este verano la organización de un festival me pidió que escribiese algo sobre mi relación con la música para publicarlo en una revista destinada a promocionar el mismo. Pues bien, como no sabía muy bien qué contar, decidí empezar por el principio. Os lo dejo aquí por si os apetece leerlo y si no, tranquilos, que en la siguiente actualización aparcaré la nostalgia y volveré a mis “tontás” de toda la vida…

1998: El año en el que todos fuimos indies

Es la primavera de 1998 a cualquier hora del día, unos tipos con pinta de guiris y unas pintas medio modernas, medio perroaflautadas aparecen en la pantalla de la televisión, están en el escenario de lo que parece una especie de club. Uno de ellos encara el micro y se lanza a cantar tímidamente:“There is a train, it’s leaving today…” de repente, un espectador levanta la mano como pidiendo la palabra, los músicos, muy educados ellos, se detienen para concedérsela y éste les apunta: “El bajo, entra tarde”, ellos flipan un poco y poniendo cara de “vale que tienes razón, pero tampoco tenías que corregirnos así delante de todo el mundo…” vuelven a empezar con resignación la canción desde el principio. Tras esto el nombre del grupo: Undrop, un eslogan: “GeneratioNext Music” y una marca: Pepsi.

Pepsi apadrinaba la música de la próxima generación.

En aquel momento yo tenía 15 años, yo era esa generación “-next”, por lo tanto Pepsi me estaba hablando a mí. Alucinante, Pepsi quería decirme algo. Hasta aquel instante marcas infinitamente más modestas como Tang o La Casera ni siquiera se habían dignado a mirarme, y de repente ni más ni menos que Pepsi me estaba hablando. Así que yo sentí que al menos le debía la deferencia de escuchar qué era lo que me quería contar. Y no sé si fue el hecho abrumador de que una multinacional como Pepsi se molestase en dirigirse a un adolescente de Carballo, o el hecho de que aquella canción “Train” se pusiese tan de moda ese verano y sonase tanto en las radios que yo creo que hasta Georgie Dann se planteó hacer una versión Brit de “El Chiringuito” para poder competir con ella; pero la cuestión es que acabé haciendo caso a lo que me decía la marca del refresco de cola. ¿De qué manera? A aquella campaña la acompañaba un cedé que se podía conseguir o bien juntando nosecuantas anillitas de las latas, o bien yendo a una tienda de discos y comprándolo. Podía arriesgarme a meterme una sobredosis de chiribitas y cafeína en mi cuerpo de adolescente ávido de nuevas sensaciones, pero desde luego no podía esperar hasta arriba de estimulantes los quince o veinte días que tardaría en llegar el disco por correo una vez enviadas las anillitas de marras, así que opté por el plan B y me fui a la tienda de discos. Empezaba el verano, era el día de mi cumple y mi madre no puso pegas para aflojar las casi dos mil pelas que costaba.

Llegué a casa y puse el cedé, como era de esperar, la canción de Undrop abría el disco, por lo que no tuve que escuchar antes ningún otro acorde, y aún tardaría… Según sonaba pulsé el “repeat” y ahí se quedó el tren sonando, dando más vueltas que uno de juguete. Afortunadamente al cabo de dos horas la canción bandera de la próxima generación me empezó a hartar y me puse a escuchar los otros diecinueve cortes y me llevé una gran sorpresa. Aquel disco estaba lleno de “hits”* (aunque yo en aquel momento ni siquiera supiese usar esa palabra). Estaba “Devil come to me” de Dover, cuando creían la dignidad consistía en parecerse a Kurt Cobain y no a Kylie Minogue; estaba “The beatiful people” grabada por Marilyn Manson antes de que lo acusaran de incitar a las masacres en los institutos americanos y “Brimful of Asha” de unos Cornershop que aún no sabían que sin ser remezclados por Fat Boy Slim no volverían a sonar igual. Y también estaba “Diamond Sea” de Sonic Youth y “Smack my bitch up” de The Prodigy. Todos eran temazos, pero lo mejor era que los dictámenes de la“GeneratioNext” no exigían cantar en guiri para ser uno de sus miembros y ahí estaban “Al amanecer” de Los Fresones Rebeldes o “Puto” de Molotov, canciones que aún hoy la mayoría de la gente se sabe de memoria.

Y digo bien, “la mayoría de la gente”, no la mayoría de los poppies o de los indies o de los alternativos, no, la mayoría de la gente, de la gente en general, porque aquel verano, estas canciones estaban de moda y podías escuchar el “Chup chup” de Australian Blonde en cualquier bar, en la radio o en el súper.

Aquel verano de 1998, unos sabiéndolo y otros sin saberlo, todos fuimos indies. Todos tuvimos la oportunidad de saber que había otro camino para nuestros oídos, que en mi caso  no llegaban mucho más allá de la dialéctica Oasis/Blur por la banda de Albión y de Extremoduro y La Movida por la patria. Y aunque para muchos aquello se quedó en una moda más y al cabo de unos meses volvieron por donde habían venido, unos pocos nos quedamos a tirar de la cuerda de esa cosa que afortunadamente no se llamaba “GeneratioNext”, sino POP.

Por eso, aunque decir que eres indie gracias a Pepsi suene más cutre que decir que te hiciste motero después de ver el anuncio de Jack’s, yo tengo que reconocer que el día que cumplí 16 años, empecé a ser indie gracias a Pepsi.

Por cierto, ahora que escribo esto, estoy pensando que con todo lo que le debo a Pepsi, no sé qué huevos hago bebiendo Coca-Cola. Y es más, si somos muchos a los que les ha pasado lo mismo, ya entiendo por qué sus últimas campañas las hacen con Shakira…

*Tracklist del disco Generation Next Pepsi:
01 – Undrop – Train
02 – Los Fresones Rebeldes – Al amanecer
03 – The Killer Barbies – Love killer
04 – Australian Blonde – Chup, chup
05 – Dover – Devil came to me
06 – Undershakers – Stupid girl
07 – Cornershop – Brimful of Asha
08 – Smash Mouth – Walking on the sun
09 – 7 Notas 7 Colores – Buah!
10 – Molotov – Puto
11 – Sexy Sadie – Needle chill (remezcla Big Toxic)
12 – Naked – Mann’s chinese
13 – Marilyn Manson – The beautiful people
14 – White Zombie – More human than human
15 – Prodigy – Smack my bitch up
16 – Najwajean – Mind your head
17 – Strike – I have peace
18 – Sonic Youth – Diamond sea
19 – The Pribata Idaho – That kind of pity
20 – Insanity Wave – Spins round

101 Responses to “1998: El año en el que todos fuimos indies”


  1. 1 Mazapum 31 octubre 2010 a las 03:27

    Q razón tienes…aunq yo era menor q tu y me costo mas, pensar q Pepsi me hablaba a mi…viví esos temas, y también tuve ese cd. “gracias” a Pepsi, puedo decir, q era el raro de clase…(x eso bebo coca cola jajaja) gran post, gracias por recordarme esos grandes pero pequeños momentos. X cierto, gran sonorama eh? Un saludo!

    • 2 buttonkid 31 octubre 2010 a las 06:27

      🙂

      Muy bueno, y que cierto.Recuerdo que en “Increible pero falso” salia un anuncio en un bus que ponía. “Pepsi , lo que bebes cuando no hay CocaCola” que cierto y que injusto, echando la vista atras desde donde estamos!

  2. 3 srnocivo 31 octubre 2010 a las 09:16

    Es como si lo hubiese escrito yo, porque a mi me paso exactamente lo mismo: hasta ese momento la música que había llegado a mis oídos era la de la movida que había sobrevivido (lo típipo: Mecano, los grupos de Alaska, El último de la fila…) o grupos como La polla record y fue escuchar las canciones de estos anuncios e iniciar a los 16 años una nueva educación musical que me hizo ser pop. Cuanta nostalgia.

  3. 4 TXinTXe 31 octubre 2010 a las 12:17

    Pues yo, aunque no pique ahi, ahora si que escucho bastante indie, y sabeis que? La pepsi light sabe practicamente igual que la coca light (un poco mas de fuerza, para mi mejor) y vale menos!😄

  4. 7 Ismael 31 octubre 2010 a las 13:37

    He creado la lista del disco en Spotify, que creo que no existía. No he encontrado 3 canciones, pero bueno, 17 de 20, no está mal.

  5. 8 Toño 31 octubre 2010 a las 15:18

    Pues a mí, que soy de una generación anterior, este artículo me ha abierto un poco los ojos: que los gustos musicales de una generación estén definidos por un anuncio publicitario de una multinacional norteamericana, dice mucho sobre la sociedad en la que vivimos.

    Ya me habían dicho que la publicidad no pretende vender productos, sino estilos de vida, pero no era consciente de hasta qué punto.
    Qué lo vamos a hacer. Quien tiene la pasta, manda. Hasta en esto.

    • 9 coastarc 1 noviembre 2010 a las 12:14

      Toño, en este caso, por si no te diste cuenta, Pepsi no consiguió prácticamente nada. Sus productos se siguieron vendiendo poco en comparación con los de CocaCola, y además, esos gustos musicales no se extendieron entre la población.

      Solo un “pequeño” (comparativamente hablando) grupo, entre muchos otros, adoptó el estilo musical Indie entre sus preferidos. En este caso Pepsi, más que configurar un nuevo estilo de vida lo que hizo fue, simple y llanamente, mostrar que había algo más aparte de lo que hasta ese momento era conocido (e intentaron identificarse con él, porque les pareció en su momento que vendería mucho… pero se equivocaron).

      En todo caso, fuera o no por ese anuncio, más tarde o más temprano esa música hubiera llegado a los oídos de muchos, sólo hay que recordar que Internet hubiera realizado ese papel en caso de no estar Pepsi para difundir ese estilo musical.

  6. 10 Zarovich 31 octubre 2010 a las 17:21

    Me encanta este post… pero lo que más me impacta es después de años sin escuchar Devil Came to Me…. dios… recordar lo que en su día fue Dover. Me da pena como están ahora :S.

    Voy a montarme la lista en el Spotify, jeje.

  7. 11 Carliitos 31 octubre 2010 a las 18:42

    Yo tengo ese CD y todavía lo guardo: pocos años después me pareció una horterada pasada de moda, pero hace poco que lo encontré y me alegré de no haberlo tirado en su día porque tiene unos temas muy buenos que ya son clásicos!

  8. 13 Juanjo 31 octubre 2010 a las 20:26

    Pues no sé decirte, algunos ya estábamos ahí: era la música de pub, antes de que el pachangeo tomara el control.

    Rollo post grunge, sonido muy americano/alternativo, con canciones donde destaca una cosa principalmente: estribillo.

    Pero hay más: Live, Smashing Pumpkins, Weezer, Off Spring, Green Day, Rage aganist the machine, REM, Sonic Youth, Claw Finger, Radiohead, …

    Hay un recopilatorio del 93-94 que se llamava Vértigo y que, en mi opinión, es lo que mejor retrata el fenómeno al que se apuntó Pepsi.

    Lástima, tiempos que no volverán🙂

  9. 14 Kirby 31 octubre 2010 a las 20:40

    Gran post. Me he sentido muy identificado🙂

  10. 15 KPOLL 31 octubre 2010 a las 20:47

    ¿Que es ser Indie?
    ¿Pasaste a ser “Indie” por una campaña comercial de una multinacional?

  11. 16 Milky 31 octubre 2010 a las 20:49

    Rober! Usas lastfm?🙂

  12. 17 pimientomortal 31 octubre 2010 a las 20:54

    Recuerdo que en esa época hubo un recopilatorio parecido que se llamaba Rocks Off (luego se editó una versión de ese disco para españa con las mismas bandas pero distintos temas, e incluso tuvo alguna secuela), con temas de Primal Scream, Urge Overkill, Smashing Pumpkins, Faith No More, Spin Doctors, Sonic Youth…

    ¿En qué momento se torcieron las cosas?

  13. 18 pimientomortal 31 octubre 2010 a las 20:56

    P.D.
    Creo que la versión para españa del disco del que hablaba antes, era el “Vertigo” que mencionaba Juanjo unos comentarios más arriba.

    Salud y rocanrol.

  14. 19 ina 31 octubre 2010 a las 21:00

    yo no recuerdo por que.. ni siquiera recuerdo el como( compra o regalo), pero llego ami la version cassette del disco.
    Tenia unos cuantos años menos, pero la verdad es que me enamoraron las canciones y luego segui a algunos de los grupos, como molotov.
    Si lo piensas es un poco triste el poder de la publicidad, pero bueno lo importante es saber que tiene ese poder sobre nosotros. Aun asi si el contenido fuese una castaña no creo que hubiese tenido ese exito.

    Enfin que gracias, me ha encantado escuchar esos temas de nuevo.

  15. 20 Homelandz 31 octubre 2010 a las 21:18

    Que una multinacional se dirija a uno no era una novedad ya por aquel entonces, y era y sigue siendo una estrategia de marketing más: intentar identificar la marca con una estética y unos “valores” o algún sucedáneo que estén en boga en ese momento. Es una vieja costumbre que con las nuevas herramientas ha llegado a ser realmente agobiante: una gran multi como Telefónica tiene cosas que decirme a mi, un pobre currito (cruzo los dedos), todos los días. Varias veces. Y no mola.

    Se trata de una instrumentalización comercial de la música que hubiera puesto los pelos de punta a Kurt Cobain. Pero respondiendo a Toño, no creo que eso definiera los gustos musicales de aquella generación, más bien al contrario, entiendo la nostalgia de Rober porque el interés de Pepsi lo que significa es que esa cultura alternativa existía. Ellos no querían perder el tren, y por eso editaron un disco que, sí, es un instrumento comercial, pero contenía canciones de algunas bandas semi desconocidas entonces (no es el caso de Marilyn Manson, pero sí de el de Undershakers o Los fresones rebeldes que, a juzgar por sus videoclips, trabajaban con recursos muy precarios). En este caso Pepsi intenta vampirizar el sustrato cultural de una nueva generación, pero ni lo manufactura ni lo controla.

    Musicalmente el disco está “bien”, hay temas muy buenos y a buen seguro sirvió a muchas personas, como Rober, para tender puentes con el “underground”. En el disco hay bandas que, más allá del estilo particular de cada uno, podríamos identificar como los émulos nacionales de las bandas de rock alternativo americanas que surgieron en los primeros 90 (Undershakers, Killer Barbies,Undrop, Dover, Sexy Sadie), los capos del asunto Sonic Youth, un guiño al hip hop nacional, que entonces empezaba a pegar (¿os acordáis de “El Rimadero” en Radio 3 con Frank T?) con 7 notas, otro a la electrónica que lo había puesto todo patas arriba el año anterior (Prodigy), el pop de los fresones y así.
    Visto ahora es representativo (en parte) del panorama español de aquellos años (internacionalmente las cosas acababan de cambiar con OK Computer y la electrónica: Prodigy, Chemical Brothers, Daft Punk…).

    En resumen podríamos decir que en 1998 (yo tenía 17 entonces) llevábamos siendo indies mucho tiempo y que si se puede decir algo bueno del anuncio de Pepsi es que refleja la realidad de una década en la que la cultura popular trató de ser lo más independiente posible, emanciparse de los dictados de la mercadotecnia, no tener que ser forzosamente “apta para todos los públicos”

  16. 21 Kailos 31 octubre 2010 a las 21:21

    Yo tuve ese disco con 10 años…

  17. 23 ziberfrenico 31 octubre 2010 a las 21:25

    Hola Rober qué tal!
    Aquí un paisano gallego.
    Ese también fue mi primer contacto con el Indie!! Me acuerdo de aquel CD perfectamente,lo escuchaba continuamente. Las canciones del disco las ponían en las atracciones de las fiestas de Ribeira,que era donde yo pasaba los veranos (y tan bien que me los pasaba)…
    Qué recuerdos,eran buenos tiempos.

    Y si por casualidad lees ésto hay dos bandas británicas no demasiado conocidas que me encantan: White lies y One night only. Échales un ojo,a ver si te ponen.

    Ya te vi yo por el congreso Interea(tu mejor actuación por cierto) y en el festival do Norte de hace dos años,creo. La próxima vez a ver si presentas a tus compañeras de cadena jiji.

    Felicidades por el meneo😛

  18. 24 Sergio Españadaasco 31 octubre 2010 a las 21:29

    Ciertamente yo no entiendo la relación indie White Zombies-Prodigy-Marilyn Manson…… El verano del 98 yo no fui indie

  19. 25 Campi_Vigo 31 octubre 2010 a las 21:41

    Puf yo tendría como 11 años de aquella, pero la verdad me acuerdo estar cenando y ver el anuncio varias veces al dí. Incluso dentro de mi ignorancia preguntarle a mi hermano desde mi ignorancia de idiomas ” ui parece que dicen tren no?” y el afirmármelo.

    Me ha parecido interesante y lo he remitido en varias redes: http://rockvigo.mforos.com/1543607/9969911-1998-el-ano-en-el-que-todos-fuimos-indies-por-rober-bodegas/

  20. 26 Homelandz 31 octubre 2010 a las 22:38

    Para terminar de responder a Toño, y a sabiendas de que voy a parecer pesado, quiero completar un poco el repaso a aquella época que ha hecho Rober en vídeos (todo está en youtube y os animo a verlo).

    El grupo que más me gusta del recopilatorio, y creo que el mejor grupo del panorama indie español de los 90 es Undershakers (su segundo disco “Vudú” es brutal). Podéis leer muchas cosas sobre ellas en internet, yo os recomiendo tres vídeos: (“Reflectyons y mírate”, “Vudú” (ambas en los conciertos de radio 3) y “Después” (mejor la versión del album).

    Otros grupos, aparte de Dover, que hicieron anuncios de refrescos por esa época son Amphetamine Discharge (vídeos: “I just wanna kiss” y “Glamour”, este último de la banda sonora de Abre los ojos); y los muy nirvaneros Deviot (“Wait here” y “Deviot, directo en lo + plus).

    Los fresones rebeldes, que aparecen en el recopilatorio, fueron los pioneros de un desembarco pop que tomó el panorama alternativo español de los últimos 90. Otros grupos (y temas) interesantes de esta corriente son: Meteosat (vídeos: “Vilma”, “Radio España 2000”, ambos en los conciertos de Radio 3) Juniper Moon (vídeo: “Volverás”), Cola Jet Set (vídeo: “Quiéreme”) y, para mi los mejores de la escena, La Monja Enana (vídeos: “Amor cuántico”, “Como Lovecraft”, ésta última mejor la versión en vivo en los conciertos de Radio 3).
    Creo que en el 99 o en el 2000, La monja enana, los recién llegados L-Kan y los históricos Aviador Dro formaron un “supergrupo” llamado Qué mutada y se fueron de gira para que en todos los rincones del país se pudira escuchar este pop tan naif, en ocasiones pegajoso, con apariencia de ingenuidad pero con más fondo el que parece a simple vista (vídeo: Quiero mutar, de nuevo en los inevitables conciertos de Radio 3).

    Los últimos 80 fueron del rock melenudo de grupos como Whitesnake (vídeo: “Here I go again”), los años de La Hoguera de las vanidades y Wall Street (la primera peli) o Patrick Bateman (tan molómano como cocainómano y materialista), la cultura popular estaba sobre-comercializada y, seamos honestos, se había transformado en una horterada. En los 90 nos agarramos al hilo de luz que representaba una pequeña banda independiente llamada Pixies y a partir de ahí tuvimos a Nirvana y la explosión del rock alternativo, más tarde la respuesta británica con el Brit-Pop, el nacimiento de un nuevo género: el Trip-Hop, la irrupción de la electrónica en el 97 y el cambio de tercio que supuso la publicación de OK Computer.
    Hubo grandísimas bandas (Pixies, The Breeders, Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden, Weezer, Radiohead, Smashing Pumpkins, Bjork, Garbage, Blur, Oasis, Pulp, Massive attack, Portishead, Tricky, The Prodigy, Chemical Brothers, Daft Punk, Modest Mouse, y muchísimas más).

    A diferencia de los mucho más marketinianos y materialistas 80s y 2000s, en los 90 la obsesión era la independencia. Pulp llegó a bromear en su single imprescindible “Common People” con la tendencia de los ricos a disimular o renegar de sus orígenes, llevando unos carísimos vaqueron rotos sólo porque “eso es lo guay ahora”.
    Llendo a lo comercial, a la publicidad y los productos de cada época, se ve claramente que el “ethos” noventero que las compañías trataban de capitalizar no tenía nada que ver con el de los 80s o los 2000s. Tras la horterada vergonzante de finales de los 80 tocó la renovación: el interiorismo puso su mirada en el minimalismo, en cuanto a la moda podemos señalar la diferencia entre la sobriedad del Agente Mulder de Expediente X y el look de los chicos de corrupción en Miami, y es evidente también el salto de las hombreras, las curvas neumáticas y los pelos cardados que representan el ideal estético de belleza femenina durante los 80s y la “pureza” y sobriedad de actrices que despuntaron en los primeros 90s como Winona Ryder (o la misma Sinead O’Connor en Nothing compares 2 U). En los 90 tratábamos de ligar con indies del estilo de Diana Palazón en al salir de clase, las chicas de Meteosat o Deviot o la Lene Marlin de Unforgivable sinner. Cuando empezaron los 2000s (y todas las popperas empezaron a querer parecerse a Amelie xD) la cosa no parecía tan mala, pero al final el canon estético se transformó (y esta vez la iniciativa a la hora de dar forma a los gustos estéticos y culturales de la nueva generación vino mucho más determinada por los intereses comerciales que antes), desde la obsesión por lo alternativo a una visión mucho más materialista donde las marcas (y el estatus que representan) importan más que las personas. Hemos vivido una década en la que se ha acuñado el término “lujorexia”, la década de “The fabolous life” y los logos de las marcas, enormes y dorados, en las camisetas de las actrices de sexo en Nueva York; si evoco los 90 pienso en Kurt Cobain, o Tom Yorke, o Billy Corgan, o Shirley Manson, sin embargo si evoco los 2000s pienso en algún rapero negro con los dientes de oro rodeando a dos putas con sus brazos y sosteniendo sendos fajos de billetes en ls manos, montado en un Ferrari. Echad un vistazo a videoclips como P.I.M.P o The Candy Shop y veréis a Snoop Dogg mostrando una larguísima uña del dedo meñique que obviamente sólo vale para meterse farla, o a una madame pasenado a sus protegidas con sollares de perro en la mansión de un riquísimo rapero negro.
    Ojo, no todo es malo: me gusta el electroclash, no me va el RnB pero reconozco que se han hecho buenas cosas, me gusta Franz Ferdinand, The Strokes, Mando Diao… mi tesis no es que los 2000s sean una mierda, mi tesis es:

    En 1999 todos teníamos la sensación de que el mundo iba a cambiar enormemente en los próximos años, y creíamos que para bien. Había una gran efervescencia cultural, prosperidad, relativa calma en el escenario internacional, y todos teníamos la palabra internet en la boca (y crecientemente en nuestros hogares). En 1.999, entre otras muchas buenas pelis, porque para esto también fue una década buena, se estrenaron: Cómo ser John Malkovich, Matrix, American Beauty y El club de la lucha. Ésta última acababa con una canción de un Disco de los Pixies que empezó a cambiar el panorama: Where is my mind.
    Mi tesis es, en resumen, que el periodo comprendido entre el lanzamiento de Surfer Rosa y los atentados del 11-S es de los más fructiferos y ricos, para la cultura popular, que hayan existido jamás (ahora que hay distancia histórica lo empezamos a ver). Y ese periodo estuvo caracterizado por la cuasi-obsesión de lo alternativo, de ser alternativo, de no aceptar ninguna limitación creativa derivada de consideraciones comerciales: de ser, como dice Rober, indie.

  21. 27 Toño 31 octubre 2010 a las 22:57

    Homelandz, gracias por tu detallada respuesta. No pretendo juzgar los gustos musicales de cada uno, Marx me libre, al fin y al cabo casi todo el mundo fija sus gustos musicales en la adolescencia.
    Pero sigo viendo una contradicción brutal entre la última frase: “Y ese periodo estuvo caracterizado por la cuasi-obsesión de lo alternativo, de ser alternativo, de no aceptar ninguna limitación creativa derivada de consideraciones comerciales: de ser, como dice Rober, indie.”, con el hecho de que ello se vehicule ¡por medio de un anuncio comercial de una multinacional norteamericana de bebidas carbónicas!

    Lo siento, pero sigo prefieriendo una generación que encuentra lo alternativo en una acción social, y no en una moda musical o en una forma de vestir.

  22. 28 gaudiramone 31 octubre 2010 a las 23:14

    Uff.
    Yo también recuerdo esos tiempos, y me pareció bastante lamentable.

    Tendría unos 30 años, y ver en el telediario el video de Nirvana, con unas rubias tetudas, con camisetas anarquistas me parecio penoso.
    SMELLS LIKE TEEN SPIRIT

    Minuto 3:26

    La película Historias de Kronen (con toda la banda sonora), penosa…

    En el 98 sacaron lo de pepsi, pero creo que después de la muerte del Punk en lo 80 todo estaba sin rumbo, y es un poco triste que grupos como los Pixies, precursores de todo lo que vendría después, fueron los grandes olvidados.

    De todas formas, hoy podemos ver todo lo que quedó de aquello, Dover… (mejor ni hablar) Nirvana, pues eso… (Odio a los martires del Rock como dicen DefCon2).

    Los mass Media se los merendaron, y hoy solo nos quedan los despojos.
    No digo que no fueran buenos, pero entraron en el sistema y PERDIERON.

    YO no fui grunge, aunque lo escuché con agrado. Buen artículo.

  23. 29 Homelandz 1 noviembre 2010 a las 01:02

    Hola Toño,

    Creo que no hay tal contradicción porque como dije arriba “Pepsi intenta vampirizar el sustrato cultural de una nueva generación, pero ni lo manufactura ni lo controla.”.

    Aclaro que aquí cabrían dos puntos de vista: una sería que lo que te define como independiente es no renunciar al control sobre lo que haces. Si ficho por una multi a cambio e la distribución, promoción, etc. que me proporciona pero a cambio tengo que modificar mi sonido para hacerlo más comercial entonces pierdo el control sobre mi obra; sin embargo, si yo compongo lo que quiero y luego me busco la vida para hacerlo llegar al público, le guste a la gran compañía o no, no pierdo el control sobre mi obra, no la “ajusto” para que se adapte al gusto del sonsumidor medio. Si luego aparece en un anuncio y a mi me interesa la publicidad que eso genere, no hay nada de malo en hacerlo, porque lo importante, lo que define mi independencia, es mi libetad creativa.

    La otra postura, que intuyo la tuya, sería la de que si aceptas participar en un recopilatorio y en un anuncio dejas que una gran empresa instrumentalice tu música para venderse, por lo que difícilmente podrás seguir llamándote alternativo.

    Yo creo más bien en lo primero; es evidente que si aceptas hacer el anuncio Pepsi va a utilizar tu música para ligarla a su imagen, para parecer más guay, y en última instancia para vender más refrescos. Pero no podemos olvidar dos cosas:

    a) Eso puede funcionar con los chavales, que asociarán la marca con la música y la imagen, pero coño, todos sabemos lo que es la publicidad, sabemos cuál es la intención de Pepsi y podemos obviarla si queremos (o incluso puede tener un efecto boomerang contra ellos si la percibimos como muy torticera). Las empresas son como una fuerza de la naturaleza, si todos entendemos cómo funciona el chiringuito y no nos dejamos impresionar por los esfuerzos de los publicistas, ¿qué más da que hagan el anuncio, si de paso abren las orejas de miles de chavales a lo largo del país gracias al dinero de Pepsi? De hecho, asumir que la gente, o al menos toda la gente, va a picar el anzuelo de Pepsi, van a reaccionar como robots ante un estímulo diseñado para vender, ¿no es una generalización un poco fea? Así que de acuerdo, puede que la treta comercial funcione con algunas personas, pero por qué renunciar a aprovechar el dinero de esta empresa, a la que le ha dado por financiar un recopilatorio de bandas con tan tan pocos recursos que hacen videoclips como el de los fresones que ha colgado Rober arriba? El quid de la cuestión es que entonces, cuando había mucho debate sobre quién era más “alternativo”, muchas bandas no estaban dispuestas a dejar su música para un anuncio, y las que lo estaban (que es lo importante y lo que les “redime” por hacerlo) decían esto que yo estoy diciendo arriba. Recuerdo una entrevista a Portishead en el Mondo Sonoro (creo) porque una canción suya salía en un anuncio de la tele y decían literalmente esto: la gente debe entender lo que es la publicidad y para qué sirve, disociar el producto de nuestra música; nosotros nos aprovechamos de la empresa como de una fuerza de la naturaleza. Algo parecido le leí a Garbage cuando le preguntaron por lo mismo.
    Los chicos de Undrop no dijeron nada que yo sepa, pero por las pintas no parecen muy afectos al marketing y ni siquiera creo que bebieran Pepsi.

    b) Enlazando con lo anterior, y aunque yo no hubiera salido en ningún anuncio si hubiera podido evitarlo, hay que entender la situación de algunos de esos grupos. Lo indie se pone de moda, tú tienes un grupo pero no recursos, y una empresa de refrescos te ofrece publicidad y distribución gratuita de un recopilatorio en el que sales tú. Seguro que algunos grupos tuvieron que dejar sus reparos a un lado por mera necesidad, y es una decisión con la que es difícil no empatizar: si has hecho una apuesta vital importante con la música, vas cumpliendo años y tienes las cosas muy muy en precario es muy difícil renunciar a algo así sólo por mantener tu pureza indie. Si lo haces y puntualizas lo dicho arriba no debería ser reprochable.

    En definitiva, en los 90s se puso en tela de juicio un modelo de industria musical que iba más o menos así: multi ficha a grupo o lo crea desde cero a base de casting, modifica su sonido para hacerlo más comercial en función de los estudios de mercado de que disponen, distribuye su disco a gran escala, les hace publicidad en prensa radio y televisión, les arregla apariciones en programas de TV y paga a las radiofórmulas como los 40 principales para que roten los temas de tu grupo un mínimo de X veces al día e incluso para que escales puestos en sus listas. En los 90 (en general) los grupos trataron de defender lo más importante para ellos: su independencia creativa, y a partir de ahí cada uno gestinó su independencia como mejor consideró: Nirvana firmó con una gran multi para poder grabar con los medios que querían su segundo álbum, y para aprovechar la distribución que les proporcionaría, y nadie duda de que sean alternativos, pero nunca prestaron su música para anuncios. Otros sí, algunos porque lo necesitaban y otros porque pensaban que eran ellos los que se aprovechaban el sistema y no al revés. Pero siempre manteniendo el mínimo de la independencia creativa, y con una supra-ideología muy muy anticomercial. Por supuesto, como en todas las épocas y lugares, también los 90 tuvieron su cuota de “posers”, etc.

    Como dije antes a mi tampoco me gusta que le disco fuera un instrumento de marketing de una gran empresa. Pero eso no quita que vea cosas positivas en el mero hecho de su existencia:

    1) Que Pepsi utilice esa herramienta de marketing en concreto (la publicación de un disco recopilatorio y el fichaje de grupos alternativos para sus anuncios, en vez de, por ejemplo, el patrocinio de un evento deportivo) significa que hay interés en la música (la efervescencia cultural a la que hacía referencia antes).

    2) El hecho de que sean grupos “alterntivos” y desconocidos refleja la realidad de aquella época, en la que las grandes discográficas ya no podían, a través de los medios descritos antes, controlar el mercado e imponer tendencias como lo habían hecho anteriormente: nadie esperaba a Nirvana, ni a The Prodigy, cuando Radiohead llevó a su discográfica la primera copia de OK Computer les dijron que no veían ni un sólo single potencial en el CD, etc.

    Luego está el tema de la acción social que no es exactamente de lo que hablaba; yo hablaba de cultura popular o de cultura a secas, como prefieras (música, cine, literatura, etc.). Luego está el tema de la acción social o del nivel de “reivindicatividad” de una generación. Este es otro debate, así que seré breve: intuyo cierta nostalgia sesentayochista en tus palabras (espero que sea sesentayochista y no soviética😉 ). Los 90 no fueron la época más reivindicativa de los últimos tiempos quizá porque el consenso mundial era mucho más progresista (Clinton en vez de Reagan y Thatcher) y menos represivo que a mediados de siglo, pero fue una década donde se hicieron avances importantes y donde hubo un debate de calidad. Ahora ya no nos acordamos, pero a finales de siglo había bastante conciencia ecológica y Al Gore iba a las elecciones con un programa muy fuerte en ese sentido. También en la promoción de los derechos humanos se avanzó (para Carter eran lo más importante, para Reagan no estaban en la agenda, con Clinton volvieron al primer plano). Desgraciadamente el 11-S trastocó todo y volvió literalmente locos a los americanos.
    Coge la consideración social de los homosexuales en España en 1990 y en 2000 y verás un ejemplo. Hubo un cambio tranquilo bajo un consenso mundial más progresista que en los 80 que se vio truncado por los atentados del 11-S. Y se sembraron muchas semillas cuyos frutos empezamos a ver mś tarde:

    http://biblioweb.sindominio.net/telematica/manif_barlow.html

    http://www.sindominio.net/biblioweb-old/telematica/barlow.html

  24. 30 Tu amigo Radmains 1 noviembre 2010 a las 01:04

    Mi opinión es diametralmente opuesta. Ni me gustó lo indie ni creo que sea algo que merezca la pena ser recordado.

  25. 31 Homelandz 1 noviembre 2010 a las 01:26

    No perdamos de vista que este es sólo un disco, y ni siquiera uno especialmente representativo del periodo, aunque sí tuvo importancia en la historia personal de Rober con la música.

    La música independiente no es un género:

    http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%BAsica_independiente

    Sino una forma de hacer música. Música independiente han hecho los Pixies, Nirvana, Bjork y muchos otros más. La nueva ola de los primeros 80s era música independiente. Yo sí creo que hay muchas cosas muy buenas dentro de la música independiente, y también dentro del periodo en el que salió el disco este.

  26. 32 David Paredes 1 noviembre 2010 a las 02:21

    ¡Pero qué razón tienes! Yo por aquel entonces tenía 11 años, pero recuerdo perfectamente como me marcó ese disco. Fue mi primo quien me lo grabó (aunque yo me había comprado legalmente todo el disco de Undrop) y considero que todos esos temazos se convirtieron en himnos de nuestra generación, ¡que viva 1998!🙂

  27. 33 Luis 1 noviembre 2010 a las 03:11

    Bueeeno, yo tenía 21 añitos, y ya trabajaba, y estaba toodo el día pegado a la música alternativa, ya unido hacía más años atrás a mis grandes Pixies, Porno for Pyros, Alice in Chains, etc… y ya luego llegó ésto que vino genial!!! esos campus rock en canarias con Dover, Molotov, Sonic Youth, impresionantes conciertos!!!

    qué buena época!

  28. 34 Alfonso 1 noviembre 2010 a las 06:44

    Me acabo de leer el artículo y este tío generaliza sin conocimiento. En el 98, escuchar Undrop, Blur/Oasis o Dover (cágate) era ser un miembro más del rebaño, por lo menos de donde yo venía. Escuchar una recopilación (y estar orgulloso de ello) de pesicola era sinónimo de ser un p*** analfabeto musical, así que no me venga el notas con que es un “friki” de la música porque se gasta pasta en discos… Ninguno de los discos que enumera el autor es un disco esencial para entender los 90′, más bien todo lo contrario. Es uno de los artículos que más me han cabreado en años.
    No, yo escuchaba música y no era Indie (que asco de palabra).

  29. 35 Alfonso 1 noviembre 2010 a las 06:48

    Por cierto, decir que Nirvana era música independiente, es como decir que Bisbal es underground. SupPop y DGC eran sellos ultra importantes en los 90. Que no lo fueran en España, es otra cosa.

  30. 36 moonmask 1 noviembre 2010 a las 07:35

    yo tengo ese disco! joooder incluso 7 notas siete colores! algo impensable para un disco de coca cola de ahora! ( o de pepsi)que pena que yo no tenga esa memoria para estas cosas y eso que soy del 83! q curioso lo de ese disco, yo sigo usando la cancion de los fresones para animar a mi hermana!

  31. 37 emedé 1 noviembre 2010 a las 10:08

    Yo tenía 9 años pero me acuerdo de todas esas canciones como si fuera ayer.

  32. 38 c.e.t.i.n.a. 1 noviembre 2010 a las 11:51

    Nostálgicos del universo: ¿Por qué no os morís?

  33. 39 ray 1 noviembre 2010 a las 12:13

    Todos todos va ser que no. Por aquella época seguía pinchando House, jugueteaba con el trance, italo-dance u otras hierbas electronicas algo mas duras, eso sin perderle la pista al acid-jass R&B, Hip-hop, soul e incluso un buen Rock & Roll.

    Los 90 y hablando de esos grupos para mi son un ruido de fondo de riff de guitarra irritantes

  34. 40 superfectocaballerobritanico 1 noviembre 2010 a las 14:38

    Entrevisté a los Undrop desde su retiro en Sigüenza, Guadalajara. Se les piró la pelota. Eran unos superharekrisnas de la leche. En antipop en mitad del pop…

  35. 41 vampyevil 1 noviembre 2010 a las 20:17

    Cierto!
    besitos

  36. 42 Piedra Infernal 1 noviembre 2010 a las 20:40

    Que pedazo de articulo, en el 98 yo tb tenia 15 años y me acuerdo perfectamente…yo también me compre el disco…una pasada por aquel entonces…creo que desde entonces todos los de aquella generación next somos un poco indies en nuestro interior, aunque el trabajo, las relaciones y el paso por la vida en general nos hagan a veces olvidarnos un poco de ello…

    Gracias

  37. 43 Esther 1 noviembre 2010 a las 20:57

    Yo aún recuerdo la canción, su nombre y el del grupo, cosa que muchos no y eso que en 1998 tenía 11 años. Me encantó la canción y el anuncio. Pero con 11 años yo no me compraba cd’s pero estaba todo el día enchufada a la radio.
    Vamos, yo no sabía que había sido una mini-indie.

    Me ha gustado el post ^^

  38. 44 Sara 2 noviembre 2010 a las 12:20

    jajajajjaja!
    Genial!
    Recuerdo ese Cd perfectamente y cada una de las canciones, y si, no se si es gracias a Pepsi, pero cuando tocaron los Australian blonde ne mi pueblo en ese verano (no más de 1000 habitantes) junto con Paco Loco me sentí absoluta y radicalmente feliz de formar parte de ese rollo indie”…aysss, qué nostalgia!😉

  39. 45 juanjoeme 2 noviembre 2010 a las 14:32

    ¿Prodigy y White Zombie comparten estilo con un truñazo como los Fresones Rebeldes? ¡¡Por Dios!! ¿Y por qué no sumamos también a Dylan, Julio Iglesias y los Sex Pistols.

  40. 46 JOER 2 noviembre 2010 a las 16:26

    LLEVABA DOS MESES INDAGANDO CUAL ERA EL NOMBRE DE LA CANCIÓN DE UNDROP. Ahora ya lo sé!

    Gracias de mi parte y gracias de dos amigas a las que no les he dejado vivir durante este tiempo!

  41. 48 gumpowdergelatine 3 noviembre 2010 a las 19:41

    Mmmm esta entrada me ha puesto de buen humor, y es que amo sobre todas las cosas a los hombres con los que se puede hablar de música…
    ¡Gracias a WordPress por descubrirme un gran blog, detras del cual hay un gran hombre!

  42. 49 Tomas Mansilla 3 noviembre 2010 a las 20:47

    ¡Grande!

    Justo ese año, mi hermano y unos amigos inauguraron un pub en el pueblo donde paso todos los veranos y ese disco no dejó de sonar ni una sola vez. Es más, yo también me lo compré para continuar con la música en mi propia casa. Creo que al final se rayó de todas las veces que lo había escuchado.

    No te equivocas al decir que a muchos nos abrió los ojos, o los oídos, a algo más. Desde entonces sigo siendo, entre mis amigos, al que le gustan “las músicas esas raras”

    Por cierto, un comienzo genial

  43. 50 patricia 4 noviembre 2010 a las 02:34

    Que buenos momentos me ha hecho recordar este post.

    Y aunque musicalmente no me defino con ningún estilo en particular, sí que habitualmente escucho a algunos de los grupos que se mencionan en el disco (Dover, Marilyn Manson, Australian Blonde, Smash Mouth, Molotov, Sexy Sadie, Prodigy, Najwajean).

    Estoy de acuerdo en que en la adolescencia es cuando se definen nuestros gustos, y que una campaña publicitaría puede captar nuestra atención hacia determinado género musical.

    Aunque en mi caso recuerdo con especial cariño a mi profesor de música en el instituto que fue el que me abrió los ojos ante este mundo. El que me dijo que nada ni nadie tiene que marcarme el camino de lo que tengo que escuchar o no, y que siempre hay más opciones que las meramente comerciales. El fue quien me introdujo en un mundo tan maravilloso y satisfactorio como el de la música, y me enseño que se puede disfrutar más escuchando un disco de un artista de ‘nombre no tan conocido’ que el super-hit del momento.

    De que me vale escuchar el Waka-waka de Shakira si ello no me dice nada, ni provoca en mí ninguna reacción?

    Sinceramente si me quieren etiquetar como alternativa o indie, me dá igual porque seguiré escuchando grupos o artistas que me hagan erizar la piel cada vez que los escucho, que me hagan sentir eufórica y con ganas de vivir o grupos que me roben lágrimas ya sean Björk, Sigur Ros, Nirvana, Janis Joplin, Muse, Prodigy, Chemical Brothers, Apocalyptica, Incubus o Pink Floyd.

    Siempre hay otro camino, solo hay que probar y si no te gusta puedes volver atrás.

    0

  44. 51 Eres Moñas 4 noviembre 2010 a las 13:27

    “unos pocos nos quedamos a tirar de la cuerda de esa cosa que afortunadamente no se llamaba GeneratioNext, sino POP”

    Un hurra por los sacrificados defensores de la dignidad pop en nuestra galaxia ¿!!? Pepsi como garante del fenómeno indie… creo que es uno de las señales del apocalipsis.

  45. 52 summerghost04 4 noviembre 2010 a las 14:22

    Parece que pepsi llegó justo a última hora. Es curioso que coincida con el año (más o menos) en el que los 90 empezaron a decaer sin remedio, dejando de ser los 90 y dando paso a uno de los lustros (más o menos) más cutres y grasientos en muchos sentidos -con incidencia destacable en la música y la moda- que se me ocurren. Lustro que, por cierto, ha pasado a convertirse en década y no tiene pinta de mejorar.

    Por cierto, yo pedí ese cd, o le dije a mi madre que lo pidiera, o lo comprara. Era muy joven y me engañaron con que era lo siguiente, cuando en realidad era el final de lo anterior que yo ignoraba en aquella época. Me llego un cd de pepsi, con una colección de éxitos del verano. Gracias a tu post vuelvo a preguntarme ‘Por qué’.

  46. 54 ramgon 5 noviembre 2010 a las 13:30

    Me encanta el post Rober, como tú, y como otros muchos, también ese año nos hicimos, sino lo eramos ya, muy indies, y lo mejor es que lo has contado tal cual sucedió.

  47. 55 Pixie 6 noviembre 2010 a las 01:14

    Un friki, tú y todos los que comentan que esas canciones, si, populares y pegadizas solo son canciones de temporada. Si fueran buenos grupos aún estarian, donde están ahora? Si, como la pepsi, olvidados y recordados x un puñado de gente que lleva sus mejores recuerdos a esto. FRIKIS.

  48. 56 Albert 9 noviembre 2010 a las 01:59

    Pues yo ya era indie antes y sigo siéndolo ahora….🙂

  49. 57 albert 18 noviembre 2010 a las 17:57

    wow gracias por el remember, gallina de piel

  50. 58 Angie 20 noviembre 2010 a las 20:21

    Qué recuerdos… Yo todavía conservo ese cd. Es verdad que muchos de esos grupos ya no existen o se han reconvetido a Dios sabe qué, como Dover, pero hay otros como Sonic Youth, Australian Blonde o Sexy Sadie siguen sacando discos e incluso han mejorado con el tiempo. Lo que ocurre es que aquel año no volvió a repetirse y ya no salen en los 40 principales.
    Bueno besos y abrazos que voy a buscar mi CD de Pepsi.

  51. 60 HachisApaleao 16 diciembre 2010 a las 14:24

    para mi con 11 años y nulo conocimiento musical, este disco significó una apertura a nuevos mundos como la electrónica, el rap o el metal

    hemos posteado el disco en nuestro blog, para quien quiera descargarselo

    http://hachisapaleao.crilax.com/2010/12/16/h-a-classics4/

  52. 62 ee 5 enero 2011 a las 18:22

    Eras un looser en el 98 y lo eres ahora.
    ZAS!

  53. 63 Gobothechairman 27 enero 2011 a las 03:09

    Dios! Creía que no me perseguirían esos temas hasta este punto de mi vida, quiero decir, en este universo, otra vez! Si hay algo de cierto en que el pasado siempre vuelve, esto no es un excepción. Vaya año de truños musicales que se nos vino encima. Algunos como Australian Blonde, o fresones rebeldes , pase, pero lo de tener el disco ese de Pepsi, por favor, yo escuchaba cintas, CINTAS de cassette que se oirían peor, pero por lo menos estaba grabado todo lo que me gustaba de Radio 3. Hay épocas que es mejor olvidar!!! Muy bueno Rober.

  54. 64 Russianwhite 14 febrero 2011 a las 21:39

    la de veces que he escuchado ese disco… tremendo! tremendo!

  55. 65 Tejedoskovic 21 febrero 2011 a las 19:43

    Chup-Chup me encantaba esa canción y tengo 22 años mola tener primos mayores. Yo soy más de Pepsi y comida basura, pocos placeres superan esto. El dinero que distribuyes entre cubatas y discos equivale al tiempo que gastaba yo antes en intentar ligar y comer comida basura, finalmente estas dos eran incompatibles y me quede con la segunda y desde entonces soy completamente feliz. Rober maravillosos también Modest Mouse!

  56. 66 Anónimo 9 marzo 2011 a las 03:21

    Mas tarde Pepsi lo intentó con “la rabia del milenio” y el single “quiero vender mi pasado”.

  57. 67 david 15 marzo 2011 a las 17:57

    joder, también fue mi primer CD!!! y aunque luego renegué de él, ahce poco lo volví a encontrar y me hizo una ilusión tremenda. sí señor, está lleno de temazos, y aparte, definió totalmente un momento.

  58. 68 Beatriz 9 abril 2011 a las 14:50

    Se lo debo a Pepsi, y yo sin saberlo….

  59. 69 Jen 21 abril 2011 a las 18:19

    Jajaja, me ha encantado tu artículo, lo he encontrado de casualidad, buscando cómo se llamaba una canción que tenía en la cabeza desde hace días,pero sin saber la letra, solamente la melodía, me era muy dificil encontrarla… sólo recordaba que la había escuchado hace muchos años en ese Cd de Pepsi y buscando… encontré tu articulo y la canción jaja, era la de Train de Updrop…gracias!y gracias por poner los temas de aquel cd, porq a saber donde está…

  60. 71 Fran Utrilla 29 abril 2011 a las 15:34

    “El bajo, entra tarde.
    Y ese guitarra suena como un Rocavili.
    Has dicho “There is a train” ¿Por qué no un avión?”

  61. 72 Xurxo Santos 30 junio 2011 a las 18:57

    8 meses sen publicar !!

  62. 73 Bidan 24 julio 2011 a las 14:31

    Espavila neno… Si precisas una mano, avisa, que te la echamos gustosísimamente. Tiempo me sobra….

  63. 74 Nacho Sánchez 30 agosto 2011 a las 15:58

    Lo fuimos y no lo hemos sabido hasta leerte.

    Muy buen blog sí señor.

    Felicidades !!!

  64. 75 Rock Star 20 noviembre 2011 a las 23:48

    Me ha encantado!!
    Muchas gracias!!

  65. 76 el mundo de ariadna 18 diciembre 2011 a las 13:15

    Me ha encantado este post!
    Escuchar a Dover en su versión original ha sido todo un flashback a mi adolescencia! ; )

  66. 77 rampg 25 febrero 2012 a las 17:47

    hola, llegué acá por un afanoso flashback que llegó a mi, y me he dado a la tarea de buscar una banda española buenísima que en este año /1998/ actuó en vivo en radio 3 de Tve, he buscado listas completas de artistas que se presentaron en ese programa (que intensidad) pero no están las antiguas.. lo único que recuerdo, pero tatuado en mi mente, grupo de dos o tres, chica al micro, y mucho sintetizador,! Si algún melómano me puede ayudar, lo apreciaría!!

  67. 78 paaaaaaaa 1 marzo 2012 a las 23:16

    llevaba toda la tarde pensando en el grupo que cantaba esa canción de los años 90… de hecho no me venía ni siquiera el ritmillo… y todo ha venido a mi cabesssa durante una clase de aleman esta tarde, jajajaja no se me ha ocurrido otro que parar la clase y preguntar a la gente que si se acordaban de un tema de los 90, alguna cosa con train… que mentecato, ademas habían 3 italianos, una colombiana y un libanés, que cojones iban a entender esa sensacion que se me habia encendido cuando he escuchado la palabra train en clase.. en fin, que gracias por facilitarme el escucharla y enhorabuena por tus comentarios.. algunos acertadisimos.
    saludos

  68. 79 Anónimo 22 abril 2012 a las 19:24

    HOLA A ALGUNO LE SUENA UNA CANCIÓN DE DOVER, EN EL SPOT LA CANTANTE SE SUMERGIA DENTRO DE UNA MÁQUINA DE REFRESCOS CREO QUE ERA DE FANTA. ESTOY HABLANDO DEL VERANO DEL 98 PORQUE BUSCO LA CANCION QUE SALIA EN ESE SPOT Y NO LA VEO EN NINGUNO DE SUS DISCOS.

  69. 80 lourdesbenlloch 1 mayo 2012 a las 12:53

    Creo que esta es la mejor entrada. Qué pena que no actualices más!

  70. 81 Cloud 20 septiembre 2012 a las 21:37

    Estamos hablando de una epoca muy diferente a la de ahora. La musica independiente no estaba tan tipificada como ahora.

    Estamos hablando, que en el disco hay muchos estilos de musica diferentes, y para nada el disco era para escuchar musica indie o similar.

    Estamos hablando de Rob Zombie y Marilyn Manson, 2 bandas de industrial metal americano de las mas concidas, incluso ya en los 90 (para quien le gustara, claro), habia rap, habia varios tipos.

    Hoy en dia se hace lo que pepsi hizo cada dia, solo que en aquella epoca internet no era como ahora, y la mayoria de la gente estaba supeditada a lo que le vendian en las tipicas tiendas de discos, o le ponian en la radio, mtv, y basura similar. Pepsi hizo un recopilatorio de musica diferente, ni indy, ni pollas. Era un despertar para los xavales (a mi me pillo con 14 años) y la verdad que no sentia pasion por Undrop, ni por muchas bandas que hay en el recopilatorio, pero si ke me gustaban, pero Rob y Manson… eran ya estandartes de su musica, no eran “indie”, ni nada desconocido ni nuevo (estamos hablando de que rob zombie comenzo a finales de los 80, y manson tambien), pero en una sociedad como la de los 90, que se sacase algo asi, fuera de los topicos tipicos, era rebelde, era diferente, y se agradecia que con tanto bombardeo en los medios de musica pachanguera y mariconadas latinas, nos vendieran otra cosa, y por eso no fue una super campaña, pero al menos fue una campaña que optaba por otra cosa.

    Por cierto, recuerdo una española que cantaba en aquella epoca en los anuncios de pepsi, era una xika ke cantaba un “wei ji aaaaaaaa” jaja, no se si era miranda no se ke o algo asi, me gustaria ver el video pero no recuerdo mucho mas.

    Eran otros tiempos.

  71. 82 DrBuedo 28 diciembre 2012 a las 23:18

    Wei jiiiiiiii aaaaaaaaa es “Wait here” de Deviot, un aplauso😀

  72. 83 Dub 3 marzo 2013 a las 14:04

    Guardo este disco como oro en paño, a pesar de estar rayadisimo!

  73. 84 jaime2013 6 julio 2013 a las 11:58

    Reblogueó esto en Cuestiones Relevantesy comentado:
    Me ha encantando este artículo sobre la música del año 1998, hace 15 años.

  74. 85 buttonkid 21 julio 2013 a las 23:38

    Un placer el compartir guitarra😉
    jajaja estaba ahora releyendo mi comentario hace tanto tiempo.
    Un saludo!!

  75. 86 Anónimo 6 octubre 2013 a las 19:11

    El año en el que se formo el rebaño, ahora llamado indie, no me jodas que habia que comprarse el disco o ver el anuncio de pepsi para saber que habia “otra musica” distinta a la que nos vendian(y nos venden) que no fuera de la movida o de mecano, y mira que si hablamos de discos los de Vértigo (que eran dobles y hubo unos cuantos) eran infinitamente mejores y con canciones de verdad.

    1998 el año en el que pepsi hizo que la musica underground y alternativa se convirtiera en comercial y borreguil

  76. 88 Illenca 24 octubre 2014 a las 08:43

    Ay, ¡cuanta razón! Más o menos somos coetáneos (yo tenía 14 años) y recuerdo que escuché mil veces el cd. En mi caso, uno de mis hermanos mayores se lo compró.
    ¿Qué hago buscando Generation Next en google? Pues que he visto carteles de los “Fresones rebeldes” en Palma y llevo dos días cantando “Al Amanecer”. Un, dos, tres y…!

  77. 89 Dubi 17 enero 2015 a las 17:39

    Tenía 13 años cuando compré ese disco…. y en vez de popi, me volví rockero – metalero. Aún así sigo escuchando algunos de los temas del disco que sobrevive en mi propia discoteca de casa.

  78. 90 M.Ivan 8 agosto 2015 a las 12:06

    Recordando en un programa de radio en el coche la canción de Australia Blonda “Chup, Chup”, se me vino a la memoria aquel casete que me había comprado, también con 15 años, allá por el 98, y buscando llegue a este tu postura…el cual refleja en gran medida aquellos sentimientos que había despertado en mi dicho disco….era para mi..Me iba a comer el mundo con el!.Un saludo.

  79. 91 Anónimo 3 diciembre 2015 a las 01:29

    Un recuerdo de infancia, el disco que me abrió los ojos a la música que luego sería la mía. UN PLACER

  80. 92 Anónimo 15 abril 2016 a las 16:19

    Ese albun no representa para mí los 90. Ni muchísimo menos. Sólo unas muy pocas canciones.

  81. 93 Rubén BF 24 abril 2016 a las 20:57

    Lo reconozco, soy de los que todavía me pone la piel de punta estas canciones y volver a meter el CD en el coche me trae mil historias recodadas con añoranza. Muchos amigos de aquella época se han quedado atrás, pero gracias a estas canciones vuelvo a revivir lo que sentimos en los primeros años de… ¿libertad?. Por cierto, repidieron el éxito con otro CD en el 99 con Deviot, Stereophonics, Sexy Sadie, Tahúres zurdos,…. Genial!

  82. 94 Jose 20 agosto 2016 a las 13:17

    Rober, yo tambien fui Indie esa epoca precisamente por lo mismo.
    Muchas gracias por devolverme a esa epoca en el año en que cumplo los 40′.
    Eres un grande!


  1. 1 1998: El año en el que todos fuimos indies Trackback en 31 octubre 2010 a las 01:30
  2. 2 Top Posts — WordPress.com Trackback en 1 noviembre 2010 a las 01:21
  3. 3 1998: El año en el que todos fuimos indies « La crónica digital Trackback en 1 noviembre 2010 a las 03:20
  4. 4 Aquí y ahora, es lo que importa | Frikis Trackback en 1 noviembre 2010 a las 08:21
  5. 5 Entrevista a Rober Bodegas « My Feet In Flames Trackback en 8 febrero 2011 a las 09:57
  6. 6 15 "desaparecidos" del rock de los 90 Trackback en 7 noviembre 2013 a las 17:08
  7. 7 X, Y y Z. | Innovación Audiovisual Trackback en 6 mayo 2015 a las 19:33

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Secciones del Blog

Mi twitter

octubre 2010
L M X J V S D
« Ago    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Y contigo van...

  • 446,421 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 96 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: