Posts Tagged 'Navidad'

Trilogía navideña Vol.III: En mi casa somos de Reyes

En mi casa somos de Reyes de toda la vida. Aunque me he dado cuenta estos días de que ahora en muchas casas son de Papá Noel. Yo no digo nada, todo el mundo tiene derecho a escoger, y no me parece una decisión sencilla.

Los Reyes Magos versión Playmobil

Los Reyes Magos versión Playmobil

(En mi época los clicks ni siquiera giraban las muñecas)

Sin duda los Reyes Magos tienen un nombre más comercial, potente, las dos palabras tienen fuerza, rey y mago. Pero te paras a pensarlo y te das cuenta de que es un poco falso. Lo primero que piensas es donde leches reinan estos tíos. En Oriente, ya, ¿pero en que sitio? Oriente no es un país. Y lo que es más, ¿reinan los tres en el mismo país? Si ya aquí nos cuesta mantener a un monarca, imaginaos a tres. Cada uno con su respectiva prole, entre los tres tranquilamente pueden tener dos mil infantes. Con razón tienen juguetes para repartir por todo el mundo, los que les sobran a los nietos. Y hay otra cosa que no me gusta de ellos, Melchor lleva una corona que flipas en la cabeza, Gaspar otra, ¿y Baltasar? Baltasar lleva un turbante, claro, como es negro le atamos una toalla en la cabeza y que tire millas. Que injusto. Para colmo de la humillación sólo faltaría que cruzara oriente montado en un canguro en lugar de en un camello. Que yo me imagino al niño Jesús poniéndole cara de culo a Baltasar por regalarle mirra, y el pobre Baltasar pensando: “Bastante es que te he traído algo, que tú no sabes lo que es el apartheid…” Esto es lo tocante a su status de reyes, vamos ahora con lo de que son magos, ¿magos de qué? He ido a un montón de cabalgatas y jamás los he visto hacer un truco. Es más, me parecían un poco tontitos. Melchor me sentaba en su regazo y me preguntaba que quería de regalo, y yo: “¿Qué pasa Melchor? ¿Es que no lees mis cartas? Te escribí bien claro lo que quería. Yo vengo aquí a que me hagas un truco.” Pero nada, ni siquiera uno facilito con una baraja.

Forges

Forges

Vistos los Reyes, es el turno de la competencia, Papá Noel. El nombre no dice nada, todo el mundo tiene un papá, y Noel, pues es un nombre normal, sí, ya sé que dentro de lo malo suena mejor Papá Noel que Papá Toñito o Papá Genaro. ­­­­¿Qué le vas a pedir este año a Papá Genaro? Suena raro. Y por otro lado las pintas tampoco venden demasiado, nada de capas y ostentación real, ¡un puñetero traje rojo! Un tío que pesa doscientos kilos, que ya en pelotas lo tienes que distinguir a doce kilómetros de distancia, va y se viste de rojo de la cabeza a los pies. Que da más el cante que la Obregón de minifalda en un entierro. Pero aparte de eso, Papá Noel se lo monta bastante mejor que sus competidores de Oriente. De entrada el tío tiene para él sólo una manada de renos, no como los Reyes que van en camello, que anda que no tiene que ser incómodo patearte medio mundo sentado en una joroba, tiene que ser más duro que hacer el París-Dakar en Renault Cinco con las ventanillas bajadas. Pero es que además los renos vuelan. Y lo mejor es que nadie se extraña. Cuando mi perro se intentó tirar a la gata del vecino, todo el barrio cuchicheaba, que si ese perro no podía estar bien, que algún  problema tenía que tener, que no sabían como yo no hacía nada por él… Y el tío este tiene renos que vuelan y la gente no le da importancia. Además, ya no es que los renos vuelen, es que, ¿de dónde los saca? Porque tu vas a una tienda de animales y dices: “¡Buenos días! Quería un reno” Y no te dicen: “¿Normal o volador?”

Ya veis que no hay mucho por donde coger ni a unos ni al otro. Espero que nunca sean sospechosos de un delito porque ningún juez se tragará sus historias. Menos mal que lo que de verdad importa son los regalos, ¿habéis tenido muchos?

Para terminar, la mejor historia de humor con Santa Claus como protagonista, la ya histórica carta leida por Gomaespuma, escuchadla aquí. ¡Qué grandes Gomaespuma!


Trilogía navideña Vol.I: Para gustos se venden turrones

Cuando yo era pequeño sólo había turrón blando y turrón duro. Pero de repente unas navidades apareció Papa Noel en la tele cantando: ‘En estas Navidades, turrón de chocolate, en estas navidades, turrón de Suchard…’

Turrón de chocolate Suchard

Turrón de chocolate Suchard

Los que se inventaron esto fueron los más listos de toda la fiesta. Bueno no, el más listo fue el que tuvo la idea de que todos los productos navideños caducaran en noviembre del año siguiente para que no puedas aprovechar nada. Además en noviembre, ¡que eso es ir a hacer daño! No podían caducar en junio, que tú los ves cuando empiezas a preparar las navidades siguientes y piensas: “Esto lleva medio año caducado…” Lo tiras y no sientes ni lástima. No. En noviembre, justo quince días antes de que empiecen las fiestas, que sabes que es imposible, pero miras la fecha y piensas: “Que lástima, acaba de caducar, si las navidades llegan a caer este año quince días antes lo aprovechaba…” Pero, como decía, el segundo más listo fue sin duda el que decidió llamar al chocolate Suchard, turrón. No sé si habéis buscado alguna vez la definición de turrón en el diccionario, pero es esta: “Dulce, por lo general en forma de tableta, hecho de almendras, piñones, avellanas o nueces, tostado todo y mezclado con miel y azúcar” Sí después de leer esto canturreáis la canción del anuncio de Nocilla comprobaréis que como mucho podéis sacar en común las avellanas, pero no la leche y menos el cacao. Sólo que claro, ¿Quién iba a comprar chocolate para ponerlo de postre en Navidad? Nadie, es una cutrada. Es como si te ponen peta-zetas, están muy buenos pero es nochebuena y quieres darte un homenaje, no tragarte una selección de productos del kiosco de la esquina. Así que le llamaron turrón al chocolate y a vender toneladas, aprovechando que para unos el turrón duro es muy duro y para otros el blando es muy blando. El chocolate le gusta a todo dios.

1880, el turrón más caro del mundo

1880, el turrón más caro del mundo

Y hasta aquí el capítulo de los listos, vamos ahora con el de los tontos: Al creativo del anuncio de ‘1880’ había que lapidarlo con turrón duro. ¿Qué clase de eslogan es ‘1880: El turrón más caro del mundo’? Nunca lo entendí. ¿Qué beneficio le produce al comprador que el turrón sea caro? Porque no es que digan, es el más caro pero el más rico, o es el más caro pero da notoriedad, como los bombones de la Preysler; ni siquiera dicen, es el más caro pero también el más duro, que sería normal si lleva hecho desde 1880. No, no dicen nada de eso, simplemente es el más caro y el que te hace quedar como un gilipollas, porque te gastas las pelas pero no lo disfrutas más que uno barato. Deberían aprender de los de ‘El Lobo, ¡qué gran turrón! ¡Qué buen turrón!’ Que no sabes si es caro o barato, pero por lo menos sabes que es grande y bueno.

Pero sigamos con otros clásicos del turrón, porque si hay algo que se pega a nuestras mentes como una choni a Paquirrín son las dichosas cancioncillas de los anuncios navideños. Y por ahí también nos la han intentado colar. El hit navideño por antonomasia es sin duda el del turrón El Almendro: ‘Vuelve a casa vuelve, vuelve al hogar/ que hoy es Nochebuena y mañana Dios dirá/ Vuelve a casa vuelve, por Navidad’ No sé vosotros, pero yo oigo esta canción y pienso, en primer lugar, donde leches está la persona a la que le cantan esto para que sólo vaya a su casa en Navidad y aún así tengan que pedírselo por favor y cantando con tono suplicante. Que no es por malmeter, pero me da que esa persona pasa de su familia mogollón. Y en segundo, ¿qué es eso de que hoy es nochebuena y mañana dios dirá? ¿Cómo que dios dirá? Sin ánimo de ofender, Dios puede decidir muchas cosas, pero los días los marca el calendario y si hoy es nochebuena, mañana no es jueves santo ni martes de carnaval, mañana es Navidad de toda la vida. Es más, no hay nadie que lo sepa mejor que Dios.

Que pasen una buena nochebuena, yo de postre me paso a los polvorones, que serán pastosos pero por lo menos con ese nombre no engañan a nadie.

polvorones


Secciones del Blog

Mi twitter

abril 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Y contigo van...

  • 449,797 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 98 seguidores