Baldaio* – Dakar

Me piden desde un periódico que les envíe una foto de cuando era peque y que sea del verano, para adjuntar un texto escrito por mí contando mis vacaciones.  Es para un reportaje en el que varios ¿personajes públicos/populares/mediáticos? hacen el mismo ejercicio. Estoy en Madrid, llamo a mi madre para que busque alguna, le cuento de que va eso del scanner y al rato recibo este documento, uno quería contar sus jornadas estivales de una manera divertida, pero le acaba entrando la nostalgia…

Rober Peque copia

Crecí en Carballo y mis padres eran (y son) autónomos, así que en toda su vida sus vacaciones no han durado más de lo que dura un fin de semana, y a veces, no siempre, algún puente de cuatro días.

Yo por mi parte me harté pronto de tener que sorportar esta privación del recreo estival. Entiendía su situación laboral, pero no era problema mío. Así que no tardé más de dos agostos en ponerle remedio al asunto. Con las pelas que había sacado de mi bautizo y el amor en forma de calderillas que me demostraban mis tíos lejanos cuando venían de visita, me compré mi primer coche. Era un “sin carné” de la marca Moltó, con chasis de acero y carrocería tipo kart descapotable, de propulsión híbrida: a pedales y empujando con los pies. Con esa máquina recorrí el mundo sin equipaje. En esa foto, la verdad, no recuerdo donde estoy… ¡Fueron tantos los lugares! Pero a la vista del carácter selvático de la flora predominante y la presencia de bidones de fuel, es de suponer que sería algún país petrolífero de América del Sur, puede que Brasil, tal vez Ecuador, no lo sé. Ahora que lo pienso, puede que fuese la terraza de mi abuela, donde plantaba cuanta semilla caía en sus manos. Y si mi abuela no era exquisita para las flores, menos lo era para los tiestos, porque el bidón se aprecia claramente, pero si os fijáis, la otra maceta que se ve, es el tambor de una lavadora, que yo creo que cuando se compraba una lavadora, o cualquier aparato, más que preocuparse de que hiciera ruido o no al centrifugar, se preocupaba de sus posibilidades en su segunda vida como maceta. Y lo mismo plantaba flores en una secadora que en una nevera acostada. Pero esa no es la cuestión, la cuestión es que yo en mi bólido recorría terrazas, parques, la bodega de mi abuelo y los fines de semana lo cargaba en el Renault 6 de mi padre, que para mí era como el tráiler de Kitt, y recorría la costa atlántica (principalmente por la zona de Baldaio) levantando en cada curva arena de playa con Bandera Azul.

Y es que es lo bueno de ser un enano, que por mucho que tus padres lamenten no poder llevarte al Aquapark de Torremolinos, o a Disneyland Resort París en el caso de los papás de hoy, lo que no saben es que tú ya te has recorrido Estados Unidos de este a oeste en tu coche a pedales y has surcado los océanos a bordo del barco pirata de Playmobìl. Dejarme jugar todo el día fueron las mejores vacaciones que me dieron mis padres.

*Baldaio es una de las playas de Carballo, mi localidad natal y mi preferida de todas en las que he estado. Podéis saber más sobre ella clickando en el enlace anterior o aquí. Yo os adelanto que tiene más de 4km de largo, posee una marisma y una laguna que son reserva de la biosfera, bandera azul, varios campings y campamentos de surf. Sin duda merece la pena.

C-425

24 Responses to “Baldaio* – Dakar”


  1. 1 diego 18 agosto 2009 a las 22:40

    Muy entrañable tu entrada.
    PD. Mi abuela también usa cosas raras para poner plantas.

  2. 2 Carliitos 18 agosto 2009 a las 22:45

    Muy entrañable y precioso tu post Rober.
    Me has hecho recordar cosas de mi infancia y me has sacado hasta una lagrimilla.
    Un abrazo!

  3. 3 Edu 18 agosto 2009 a las 22:53

    Felicidades neno, mui chula tu entrada. (escribo en castellano para que se entienda).
    Entrañable y simplemente conmovedora…Felicidades.

  4. 5 gromland 18 agosto 2009 a las 23:41

    Estimado Rober, no suelo ser seguidor de los posts “personostálgicos”, pero en este caso le diré que su revival memorístico me ha parecido entrañablemente dulce, en serio.

    Bravo.

    Afectadísimos saúdos.

  5. 6 Rebeca 19 agosto 2009 a las 00:56

    jajajajajaa,eres lo maximo rober!! me encantaaa la foto y el comentario! un saludiño!

  6. 7 Rebeca 19 agosto 2009 a las 00:58

    debias de ser bon ti…con esa cara de pillooo jjajaja

  7. 8 Iago 19 agosto 2009 a las 08:24

    Razo está moi ben, ainda que Corcubión tamén está moi ben. O outro dia estivemos por Caión e tamén estaba moi ben… Queriamos ir a Buño -que tamén está moi ben- pero non nos chejaban os cartos para a gasolina.
    Resumindo, toda esa parte de Galicia está moi ben. Noraboa á túa nai por saber usar tan ben o escáner, se é meu pai escanea a parte de atrás da foto.
    Un brazo

  8. 9 Runik 19 agosto 2009 a las 11:17

    Grandísimo! Me parece que pocas más palabras hacen falta.

    No lo leas cuando estés lejos de casa y tengas algo de Morriña, que seguro que te pones peor😉

    Ah, agregar que en verano, dentro de la “ria” de Baldaio, si coincide que la marea acaba de vaciar al final de la tarde, el agua está calentita calentita😀

    Saúdos!

  9. 10 Deprisa 19 agosto 2009 a las 16:33

    Si es que cuando se es un crio uno se divierte con cualquier cosa y es la amr de feliz. Yo me he pasado los veranos jugando a naves montado encima de un arado viejo en el pueblo de mi padre. ¡Que tiempos!🙂

  10. 11 Longi 19 agosto 2009 a las 21:28

    Nunca me había animado a escribir ningún comentario, pero este post me ha llegado.
    ¡Qué buen escritor eres, Rober!

    Un abrazo

    P.D. ¿Te pasarás alguna vez por Pucela para poder verte en directo?

  11. 12 amiluz 20 agosto 2009 a las 00:22

    Certo é que un/ha rapaz/a ve o mundo doutra forma que o miramos nos….
    Creo que o crecer esquecenos o de verdade importante, iso que tan claro tíñamos de meniñ@s…

    Por certo, o detalle do tambor resultame familiar… na miña casa hai un par de barbacoas feitas grazas o tambor dunha lavadora e a gran afición de meu pai por traballar co metal inclusive no eido da casa… así que xa ves que non é exclusivo da túa avoa…

  12. 13 TELEpatético 20 agosto 2009 a las 11:53

    Qué buen texto, sí señor. Suena a petición de algún magazine dominical, no? A ver si lo vemos publicado. Un abrazo!

  13. 14 shopgirl 20 agosto 2009 a las 13:19

    Que preciosidad de costa, da gusto ver una playa virgen y no atestada de hoteles y chales hasta la misma orilla. Por eso me gusta tanto mi playa

    http://www.laisladelsur.com/playa/playa.asp

    Me ha encantado tu texto, por cierto😉

  14. 15 Monica 22 agosto 2009 a las 12:10

    Ainss qué veranos, en los que la mayor preocupación era:

    ¿de qué me pondrán hoy el bocata para merendar?

    salu2

  15. 16 asumarules 22 agosto 2009 a las 14:50

    Qué monos somos todos de pequeños… Y luego crecemos y nos volvemos feos.:/
    Muy nostálgica tu entrada.

  16. 17 vaicajardecampo 22 agosto 2009 a las 19:20

    Que mitica! solo que a tipica de Carballo é Razo ehh! que quede claro!! son os dous extremos: na de razo papante as olas e na de baldaio tes a ria coma un prato xD

  17. 18 Mari 22 agosto 2009 a las 23:17

    Jajaja, que cara de traste!!!!! Que peligro al volante. Intentaré no acercarme a ti cuando vayas en coche, por si acaso….

  18. 19 Fátima Santa COmba 23 agosto 2009 a las 15:35

    Moi bo texto🙂 o de usar o tambor da labadora e tipico. Na miña casa chegouse a ter tres desos tiestos tan fashion.
    Bikos

  19. 20 GriseoMitran 24 agosto 2009 a las 23:01

    OMG! Cacho de paisaje natural. ¿No te quejarás de tu tierra? Vamos, por la foto que has puesto me has puesto los dientes largos. jajaja…

    Por cierto vivo en Málaga y no sabía que el Aquapark de Torremolinos fuera algo mítico de aquí, aunque para mí no lo sea. xD

    Saludos.

  20. 21 Anchiano 25 agosto 2009 a las 23:31

    Me ha encantado el post. Yo tambien tuve un coche de estos a pedales y, madre de dios, la de autovías que me ventilé (y eso que por entonces no había autovías). Un saludo.

  21. 22 Baby Blue 26 agosto 2009 a las 16:21

    Me ha encantado la entrada. ¡Qué bonico que sales en la foto!

  22. 23 Ana 26 agosto 2009 a las 18:02

    Con esa carita te comería..estás monísimo.
    Creciste en un lugar privilegiado, la playa es maravillosa, como me gusta a mí, vírgen, con vida propia y sin aglomeraciones de gente y edificios. yo, como me crié en el mediterráneo, pues se bastante de aglomeraciones playeras. De todas formas, felicidades por el post, muy tierno y nostálgico.

    Un abrazo.

  23. 24 nuria 28 agosto 2009 a las 17:53

    ohhh me has hecho recordar las vacaciones que pasé en baldaio… la verdad es que fueron sólo 10 días, pero me lo pasé tan bien y conocí a tanta gente majísima, que para mí fue como si hubiera estado un mes. Fueron las mejores vacaciones que he pasado nunca, y desde entonces adoro ese pueblo🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Secciones del Blog

Mi twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

agosto 2009
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Y contigo van...

  • 446,421 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 96 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: