Las calculadoras científicas

Una calculadora con bata, ¿es una calculadora científica? La respuesta es no. Las calculadoras científicas son unos cacharros mucho más complejos, o al menos yo nunca llegué a entenderlos.

Para mí en el instituto, lo más difícil para aprobar mates o física era conseguir entender la puñetera calculadora. Un buen día llegas a clase y tu profesor te dice que te tienes que comprar una calculadora científica, que a todo esto, las calculadoras científicas de científicas no tienen nada, porque que yo sepa, tú encierras a cincuenta calculadoras en un laboratorio durante diez años y no desarrollan una vacuna. Son en todo caso, calculadoras para científicos, que si vamos a eso, el boli Bic con el que haces los exámenes de física, también es un boli científico y mi PC con el Autocad de cuando estaba en la carrera, un ordenador arquitecto. Pero el caso es que para un estudiante el momento de empezar a usar una calculadora científica es como para un novio cuando su novia le dice que le va a presentar a sus padres, significa que la cosa empieza a ir en serio, sea la cosa la relación o los estudios. Pero si unos suegros son difíciles de entender, las calculadoras lo son más. Al menos los suegros de entrada parecen personas normales, las calculadoras científicas tienen dos mil botones, asustan desde el primer momento. Se suelen componer de dos partes bien diferenciadas, una con botones grandes y que es como una calculadora normal, y otra con botones minúsculos con abreviaturas indescifrables, que si llegar a saber para qué sirve cada uno es complicado, están tan pegados que acertar a pulsar en el que quieres usar es imposible. Están hechas a mala hostia. De hecho, yo creo que hay botones que no sirven para nada, sólo para qué te equivoques, que a veces no sabes si estás resolviendo un problema de matemáticas o jugando al buscaminas. Que yo tengo un amigo que se hizo físico nuclear e ingeniero aeronáutico sólo para ver si conseguía usar todas las funciones de la calculadora y aún así no fue capaz.Algunas teclas las llegué a odiar con toda mi alma, lo que más me cabreaba era que tuvieran dos paréntesis pero en el medio no hubiera un Kit-Kat. Y cuando creías que ya habías descifrado todas las abreviaturas y signos de las teclas, descubrías que encima llevaban escritas otras tantas abreviaturas o signos, que eran funciones alternativas. Y no sólo eso, si no que eran las que más se usaban, por lo que cada vez que tenías que hacer una operación tenías que pulsar “Shift” entre tecla y tecla para activar esas funciones, por lo que el riesgo de cagarla se multiplicaba por dos. ¡Qué presión! Darle al “Shift” antes de cada operación, ¡es imposible acordarse siempre! ¡Aún hoy no me acuerdo todos los días de levantar la tapa antes de mear y lo llevo haciendo veintipico años! Además, si te olvidas de levantar la tapa siempre puedes pasar un papelito y luego lo tiras al wáter, si te olvidas de pulsar “Shift” lo que va al wáter es tu trabajo de fin de curso.

Por eso estoy seguro de que la calculadora científica la inventó una madre. Sólo alguien así de previsor podría crear un aparato tan infernal, e igual que cuando estás haciendo la maleta para irte un fin de semana a la playa, te acaba metiendo un jersey de lana por si hace frío, un smoking por si en el chiringuito exigen etiqueta y hasta unos esquís por si de camino hay una montaña con nieve; a la calculadora le puso un montón de funciones de más por si en el recreo del instituto se te da por enriquecer uranio o calcular la velocidad de un meteorito a su paso por Saturno.

Pero lo peor de todo era que cuando por fin conseguías entenderte lo suficiente con la calculadora como para plantarle cara a la materia que estabas estudiando, llegabas al examen y te decía el profesor: “Os recuerdo que no se puede usar calculadora…”

About these ads

24 Responses to “Las calculadoras científicas”


  1. 1 Aitana 10 marzo 2010 en 20:43

    Yo para lo que usaba esas demoniacas calculadoras era para escribir con lápiz en la tapa las chuletas. jeje

  2. 2 estebanlpz 10 marzo 2010 en 20:53

    Muchos usaban la parte de programacion para redactar chuletas. Lo que pasa es que en un examen de historia quedaba sospechoso….

  3. 3 Sonia 10 marzo 2010 en 21:37

    Benditas chuletas en la tapa de la calculadora!! :D

  4. 4 nuria rial 10 marzo 2010 en 21:49

    cuantisimas chuletas escribí en las tapas de la calculadora,todas las formulas de estadística.aun la tengo,pero no se como funciona

  5. 5 María Aguiar 10 marzo 2010 en 21:59

    Pues sí Rober, tienes toda la razón, lo único bueno que tenían era la posibilidad de meter el papelito con la chuleta en la parte de atrás, aunque yo nunca lo hice, que conste!!! xDDD

  6. 6 MarioJPC 10 marzo 2010 en 23:20

    Genial como siempre.
    … Y yo desafortunado como siempre también. Van 2 veces que justo antes de ir al programa la agencia me lo cancela, esta vez además tras garantizarme con dos llamadas en la mañana me lo quita por la tarde con un sms…
    Pero es verdad que no solo debía ser un invento de una madre, si no de una madre francesa que los teclados franceses debes pulsar mayúsculas para pulsar los números…

  7. 7 samuel gutierrez corrochano "El Guaje" 11 marzo 2010 en 09:15

    Peor es que te exijan tener una calculadora de estas cuando estas haciendo el bachilarato de… ¡¡¡¡HUMANIDADES!!!! Si, En Letras y como optativa en mi instiruto nos metieron matematicas y nos exigieron una calculadora cientifica, ttal, para lego no usarla en los examenes… por casa anda, seguro que uno de los botones sirve para calentarse la comida o algo asi…

  8. 8 bibi 11 marzo 2010 en 23:26

    Para variar coma sempre o mellor. Un bicaso dende lanzarote dunha galega ceib
    e

  9. 9 Ludovico 12 marzo 2010 en 09:04

    “Me encantaría mujer para darle un buen hostión al señor Bodegas y no incurrir en un delito de violencia de género!”
    Eres un montón de basura.

  10. 10 Tefy 13 marzo 2010 en 00:43

    Que gran verdad Rober!! Lo que sufrimos con las calculadoras, cuando estas apunto de acabar un ejercicio pulsas una tecla que no es y ala!!!Me ha gustado mucho, eres genial!!! Un saludito!

  11. 11 Lais Agustina 14 marzo 2010 en 11:35

    A min tb m fastidiaba que cando x fin entendíam coa calculadora ma prohibisen no exámen.

    (Señor Ludovico, las mujeres no nos dedicamos a dar “hostiones” a aquellas personas que nos desagradan, hacemos algo más inteligente, ignorarlas o en el caso de una persona de los medios evitar verle en los medios. Le recomiendo que antes de mentarnos o de insultar se piense en lo “inteligente” de su postura, nadie le obliga a pasar por este u otros blogs o ver ciertos programas)

  12. 12 Ío 20 marzo 2010 en 18:40

    ¿Todo el mundo ha hablado de las chuletas que ponía en las benditas calculadoras, verdad?

    Además de complicadas, las malditas son eternas… no te libras de ellas ni a tiros: desde los primeros cursos de la ESO lidiando con botoncitos negros con jeroglíficos matemáticos.

    Que yo sigo usándola…

    Estudiando Psicología. Es como utilizar compás estudiando filología. Suena absurdo. Es un poco absurdo. Pero útil. Lo nuestro es una relación amor-odio, donde todo el amor, como no venga de su parte, me lo he inventado.

    Un abrazo, Rober, qué bien me caes :)

  13. 13 Bego 25 marzo 2010 en 11:36

    A mí las monjas no me dejaban utilizar calculadora … por eso me pasé a letras puras en 3º de BUP y ya no he vuelto a ver un número en mi vida … bueno sí, los rojos … los de mi cuenta corriente …
    Qué majete eres Rober!

  14. 14 MaxMachete 25 marzo 2010 en 18:16

    “Hijoputa! Con el ábaco se vivía mejor”

    Fdo: Esperanza Aguirre

  15. 15 emigrantebruce 26 marzo 2010 en 20:07

    Yo también abogo por rebautizarla como calculadora chuletera. Te ponías a escribir con un bolilápiz entre tanto numerito y cualquiera se daba cuenta luego de que llevabas el temario entero adecuadamente redactado sobre los huecos libres de la plaquita metálica. Eso sí, yo tampoco sabía usarla para hacer cálculos “raros” ^_^U

  16. 16 Anónimo 27 marzo 2010 en 00:44

    todos son tontos

  17. 17 Dr. deferiensia 30 marzo 2010 en 19:42

    Son una puta mierda.

    Las odio profundamente y no valen para una mierda.

  18. 18 marisol 30 marzo 2010 en 20:40

    hola quienes de ustedes saben que calculadora permite programar, dejen sus respuestas en este foro http://foros.calculadoras.com.mx/foro_numerica/index.php?topic=19.0 ahi pueden dejar su respuesta.
    gracias por su atencion

  19. 19 Anonimouse 30 marzo 2010 en 22:30

    vaya chorrada de post te has cascado

  20. 21 lo olbide, no espera, es que no quiero decirlo 8 mayo 2010 en 22:05

    las calculadoras son en mi caso como el perro de mi hermano. parecen algo cool que si lo tienes vamos tu inteligencia ya mejora 10 que digo 20 puntos, aunque tienes que vigilar que calculadora compras pk van acuerdo con el numero de teclas si compras con pocas teclas te lo montas bien pero tio eres un cagao es como si te compras un chiuaua y le pones collar de pinchos, si tiene lo normal, chico que no te enteras ni de la mitad pero tranquilo es como si llevaras a pasear un cooker te cagas en todo porque no se esta quieto, no te pega ni con cola, pero ligas un monton, y si te compras una con muchas teclas, macho que dios se apiade de ti, todo el mundo flipara contigo, hasta que lo suspendas todo por no encontrar ni el 1, eso seria como si llevaras un labrador o un perro cocodrilo o un doberman, das una impresion de cojones pero luego toca sufrir y aguantar todo lo que se te viene enzima, por si fuera poco te pueden llegar a atacar y acabar al hospital. aunque eso ultimo con las calculadoras no pasa, solo puedes coger una depresion de caballo y acabar al psicologo. tambien creo que se tiene que tocar el tema de el dinero o “pasta” como llaman los infelizes que no tienen. para quien quiera comprar una calculadora y no sepa cuanto dinero meterse en el bolsillo que piense en quantas teclas quiere comprar, si teclas, porque el precio va gradual a cuantas teclas tenga y, como ya mencione antes, parecer mas “guay”. luego lo multiplicas por dos y te saldra la cuenta. por que parece que a los profesores les pagan una “prima” por promocionarlas ya que a partir de cierto curso ala, aqui no entra nadie sin una. luego vas a la tienda y te espera el dependiente sonriendo feliz:
    -Hola que desea!
    -Pues queria una calculadora de esas con tantos botoncitos que no sirven para nada
    -(como si no lo supiera) sonrie amablemente y te la da*
    -(como si no lo esperases) sonries amablemente y le das un gracias corto para que no se note que quieres darle un puñetazo en la cara
    ahora empieza de verdad la tortura

    P.D.:Rober trabajo como ayudante y colaboradora de textos en varias webs, la tuya me gusta mucho, me encantaria colaborar(gratis, claro, eso no es problema) si te interesa o sientes curiosidad mandame un e-mail a :garvicasas@hotmail.com
    saludos a todos, espero que no se les haya echo pesado

  21. 22 Roberto Glez 8 julio 2010 en 18:29

    oño tu eres el de se lo que hicisteis no? :D. Ere un fenomeno xDD

  22. 23 Anónimo 20 diciembre 2011 en 17:51

    esto no me vale


  1. 1 Usando Energía Solar | El Poder del Sol Trackback en 11 marzo 2010 en 06:45

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Secciones del Blog

Mi twitter

marzo 2010
L M X J V S D
« feb   abr »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Y contigo van...

  • 424,398 visitas

Categorías

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 98 seguidores


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 98 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: